Muchas personas suelen confundir (y con toda razón) los cargos de homicidio con los de asesinato. Un homicidio puede considerarse bajo las circunstancias “correctas” algo legal; la licencia para matar no es algo que sólo exista en la ficción, no obstante, un asesinato entra en otra categoría.

En nuestro afán por ayudar a las personas legalmente a través de nuestro portal para poder llegar a la mayor cantidad de personas, en The Cruz Law Office; APC, hemos decidido realizar este artículo para explicar los diferentes tipos de pena que puede afrontar una persona que ha cometido un asesinato en Estados Unidos.

Como seres humanos, reprochamos el acto del asesinato en Estados Unidos y cualquier parte del mundo; pero sabemos que es una realidad de nuestra civilización hoy en día y por ello estamos preparados legalmente para afrontar cualquiera de los posibles escenarios.

¿Cómo se clasifica el asesinato en Estados Unidos según su gravedad?

El acto del asesinato en Estados Unidos al igual que en muchos países, se divide en dos tipos: Asesinato en primer grado y asesinato en segundo grado. Aunque a nivel legal el acto de sesgar la vida de una persona se puede denominar homicidio o asesinato; aquí solo hablaremos de este último y sus dos variantes.

Pero primero, ¿qué es considerado a nivel legal un asesinato?

Terminar con la vida de un ser humano (incluyendo un ser humano no nato, es decir, un feto) con premeditación delictiva o, como se le conoce legalmente “intención dolosa”; es considerado asesinato.

Cuando se daña a una persona físicamente con el fin de causar una lesión, cuando se actúa con imprudencia a un nivel que pueda acarrear consecuencias graves o; cuando se actúa con maldad hacia alguien, y esa persona pierde la vida, se considera asesinato.

Aunque la premeditación puede ser explícita o implícita; las consecuencias de las acciones de esa persona ya determinan que se trató de un asesinato. Aunque puede darse del caso de un “asesinato en circunstancias especiales”; y es allí donde la pena puede variar en años.

Asesinato en primer grado

El asesinato en Estados Unidos se clasifica como de primer grado cuando una persona intencionalmente mata a otra(s) de forma ilegal, premeditada y deliberadamente. Incluso si la víctima pierde la vida accidentalmente, si el hecho ocurre durante un delito mayor; esa muerte también se considera asesinato en primer grado.

Es decir, si alguien sesga la vida de una persona mientras comete un acto de violación, robo o causa un accidente; todas las muertes que puedan ocurrir durante ese delito mayor serán consideradas asesinatos de primer grado y se aplicará la pena como tal.

Un asesinato en primero grado es penado con 25 años de cárcel mínimo y/o cadena perpetua. No obstante, los asesinatos en primer grado en circunstancias especiales tienen un mayor peso.

Asesinar a un niño menor de seis años, asesinar por dedicarse a la profesión de sicario o asesinar a un policía; puede ser condenado con cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional e incluso la pena de muerte.

Asesinato en segundo grado

Se le denomina asesinato de segundo grado a aquel que ocurre sin premeditación y/o deliberación (o ambas). Es decir, el agresor actúa con maldad; pero más de una forma impulsiva y no tras haberlo meditado.

Un asesinato en Estados Unidos se considera de segundo grado cuando:

  • Alguien sesga la vida de otra persona en una riña en la cual usó un arma mortífera y no es capaz de demostrar un caso de defensa válido.
  • Atacar impulsivamente a alguien con un objeto contundente y que dicho objeto impacte en la víctima causando su muerte.
  • Manipular imprudentemente un arma de fuego y causar la muerte de alguien.
  • Causar la pérdida de la vida de alguien más por conducir de forma imprudente.

Todo asesinato de segundo grado es penado con 15 años de prisión como mínimo, y hasta cadena perpetua. No obstante, existe la posibilidad de salir en libertad.