¿Cuáles son las condenas por tráfico de drogas?

El tráfico de drogas en Estados Unidos es un delito grave. Este país considerado el mayor consumidor de droga del mundo, es un gran atractivo para los delincuentes. No obstante, personas que trafican o hacen parte de los carteles, no tienen idea sobre la severidad de la ley americana. Estos delitos les pueden ocasionar varios años de cárcel.

Tanto en ámbito nacional, como en el estatal, traficar drogas es un delito que se paga tras las rejas. Las condenas por tráfico de drogas pueden variar. Según aspectos como el tipo de droga y la cantidad, la penalidad será mayor. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en varios estados han adoptado la imposición de sentencias mínimas que van desde los 5 años generalmente.

Para establecer las condenas por tráfico de drogas, la DEA organizo los diferentes tipos de drogas en 5 categorías. En cada categoría se agrupan un conjunto de drogas con características similares. Las drogas son evaluadas según su uso médico, dependencia y abuso potencial, para poder clasificarlas. En las primeras categorías se encuentran las drogas más perjudiciales, mientras que en las ultimas las menos.

Llama hoy al (619)717-2233 para una consulta legal gratis

Clasificación de las drogas según su riesgo

Aquellas drogas que se encuentran en el anexo o grupo 1 y 2, son consideradas como potenciales en dependencia psicología y física. Esto quiere decir que el consumo de la droga representa un “peligro” para quien la consuma. Las drogas clasificadas en los primeros grupos, ya son consecuentes de sentencias mínimas obligatorias. Es decir que, quién trafique con las drogas de los primeros grupos, pagará al menos 5 años de cárcel para las cantidades más pequeñas. Las drogas que tienen sentencias mínimas son la cocaína, la heroína, la metanfetamina, el PCP y LSD, entre otras.

Por ejemplo, si una persona tuviera de 500 gramos a cinco kilos de cocaína, se le imputaría una condena de 5 años. Pero si la persona es atrapada con más de esta cantidad, la sentencia seria del doble. El historial criminal le podría empeorar la situación, si es traficante recurrente.

Un aspecto a tener en cuenta es que, se cree que una persona en posesión de drogas puede obtener penalidades más bajas o multas sin cárcel. No obstante, si la persona es encontrada con varias cantidades, esta puede ser acusado/a de tráfico. Esto significa que la policía lo podrá acusar, procesar y arrestar por presunto tráfico, lo cual supone un crimen mayor.

Tribunales de drogas

Desde el siglo pasado, con el incremento del consumo de drogas, el gobierno comenzó a realizar esfuerzos contra las drogas. Desde 1986 se establecieron algunas pautas para las condenas por tráfico de drogas. Esta medida fue adoptada por varios estados, los cuales se acogieron a reglamentar “penalidades similares”. Los procesos se estandarizaron y se volvieron, de esta manera, más rápidos.

Otras de las iniciativas creadas para luchar contra la droga fueron los Tribunales de Drogas. Así se le denominó a el programa que han adoptado varios estados, con el fin de rehabilitar al imputado. Este programa, es una posibilidad para que el criminal se pueda rehabilitar físicamente de las drogas y además obtenga unos beneficios en su condena.

Si una persona acusada acepta este programa, deberá atender entre 12- 15 meses a sesiones de tratamiento y análisis periódicos. Así mismo estará bajo la supervisión de un juez y si no lograra pasar los exámenes de rehabilitación, sería impuesto con una sentencia pequeña.

Los jueces tienen la autonomía y criterio para imponer las penas que conllevan cárcel, multas y prestación de servicio comunitario. Para las condenas por tráfico de drogas prolongadas, la libertad condicional.