¿Que es la libertad condicional?

La libertad condicional es aquella que le permite a un delincuente cumplir su condena fuera de la cárcel, es decir, este individuo siguiendo ciertas reglas implantadas por un tribunal puede cumplir la totalidad de su condena en libertad controlada. Existen diversos factores que se toman en consideración para poder otorgarsela a un delincuente.

La mayoría de las personas que se encuentran en libertad condicional han sido condenadas por delitos menores, es decir, el cincuenta y un por ciento (51%) del total de las personas que poseen esta libertad.

Factores a Considerar para Otorgar la Libertad Condicional

  • Historial delictivo del acusado:

Si el delincuente no tiene antecedentes penales, es decir, tiene un historial delictivo limpio, este tiene mayores posibilidades de tener posibilidad de que se le otorgue la libertad condicional.

  • No haber sido juzgado por cometer algún tipo de acto terrorista:

Con este tipo de delitos los tribunales no otorgan el beneficio de la libertad condicional.

  • Otorgar información relevante para poder detener futuros crímenes:

Ayudar a la justicia brindando información que permita detener algún acto criminal que se considerara llevar a cabo.

Mientras el delincuente se encuentra en libertad condicional está sujeto a una constante evaluación de su conducta fuera de la cárcel. Es un tipo de periodo de prueba que debe cumplirse a cabalidad y sujeto a las disposiciones de la ley para luego poder optar a una libertad plena.

¿Cuánto tiempo puede durar la libertad condicional?

El tiempo en el cual una persona puede estar en libertad condicional depende de la ofensa y de las leyes del estado donde se haya otorgado la libertad. Los casos más comunes duran entre uno a tres años, pero existen libertades condicionales otorgadas por mayor tiempo e incluso de por vida, sobre todo cuando los delitos están asociados con drogas o sexo.

El elemento central y esencial en la libertad condicional es el de reeducar al delincuente. Mediante la aplicación de esta, el acusado en la mayoría de los casos continúa viviendo en el seno familiar y dentro de su misma comunidad bajo las condiciones adscritas.

Las condiciones que debe cumplir un delincuente en libertad condicional, aunque varíen dependiendo del Estado donde sea otorgada, son en su mayoría las mismas:

  • No alejarse de la jurisdicción donde le fue otorgada la libertad condicional.
  • Realizar un reporte escrito una vez al mes.
  • No puede romper ningún tipo de leyes mientras se encuentre en periodo de libertad condicional.
  • Conseguir y mantener un trabajo en su jurisdicción el cual debe ser aprobado por el tribunal.
  • Si desea cambiar de empleo por algún motivo debe informarlo.
  • Si desea cambiar de residencia por algún motivo debe informarlo.
  • Obtener y mantener su empleo.
  • No podrá consumir sustancias alcohólicas.
  • No podrá consumir sustancias psicotrópicas.
  • No podrá ingresar a locales donde se vendan sustancias alcohólicas o psicotrópicas.
  • No puede tener acceso a ningún tipo de armas de fuego.
  • Debe realizar labores sociales.
  • Debe realizar trabajos de reintegración en su comunidad.
  • Debe buscar apoyo médico y psicológico para tratar el problema por el cuál fue condenado.
  • Programar citas con el agente encargado de su supervisión mientras se encuentra en libertad condicional.

Un agente estará a cargo de supervisar el cumplimiento de las condiciones impuestas al delincuente. De no ser cumplida alguna este deberá reportarlo a los tribunales, sin embargo el acusado siempre tiene la oportunidad de apelar, si considera que no violó ninguna de las condiciones.

La persona que se encuentra en libertad condicional si no cumple las condiciones específicas que se le han otorgado y por lo contrario las viola, deberá cumplir el resto de su condena en la cárcel, lo que implicaría un mayor problema en su expediente por la infracción de las normas.