El sistema penal en los Estados Unidos es el encargado de reducir y procesar los delitos cometidos dentro del territorio. Así mismo, su función es asegurar el óptimo funcionamiento de los organismos e instituciones penales, su desempeño y resultados. Garantizando de esta manera, protección a la ciudadanía, prevención de futuros daños y paz social.

Los delitos penales pueden ser procesados tanto por el Sistema Penal, como por el Estado, según su naturaleza. Estas instituciones tienen principios medulares del derecho penal que establecen la ecuanimidad en procesos de investigaciones, estatales y federales.

Delitos procesados según la institución

Gobierno federal (Sistema Penal):

  • Delitos financieros
  • Fraudes a gran escala
  • Relacionados con aduanas
  • Impuestos federales
  • Narcotráfico
  • Crimen organizado
  • Espionaje
  • Delitos en que existe un interés federal especial: contra funcionarios federales y los fraudes

Estados:

  • En contra de la propiedad: robos y asaltos
  • Delitos contra las personas: asesinatos y agresiones
  • Delitos cometidos dentro de las demarcaciones del estado

Oficina de asuntos internacionales:

  • Asistencia jurídica internacional
  • Trámite de las solicitudes de extradición
  • Extradiciones internacionales
  • Pruebas de los gobiernos extranjeros en los tribunales estadounidenses

El papel de la constitución

La constitución política es el instrumento más importante del sistema penal en los Estados Unidos, ya que allí se encuentran las normas que rigen las instituciones y a las personas. Se establecen los límites de la legislación federal, las leyes del país y de los estados.

En la constitución se exige el cumplimiento de ecuanimidad en el procedimiento de los casos penales, que se aplican tanto a procesos estatales como federales. Es decir, que en caso de acusación de delito, esta persona tiene algunos derechos (ya sea por justicia del sistema federal o estatal) como: un abogado que lo/a represente, tener pruebas suficientes para arrestarlo/a, un juicio por jurado, entre otros procedimientos de la ley. Esto debe regir ambos sistemas, sin excepción.

Fases del proceso penal

 

La investigación: cuando se ha llevado un proceso previo de investigación en donde se considere que una persona ha violado la ley estadounidense, se deberán mostrar pruebas antes un Subfiscal.  Este analiza las pruebas e interroga al organismo acusador.

Si el subfiscal considera que hay suficientes pruebas, este expone el caso ante un jurado de acusación, encargado de determinar si se ordena el arresto (acusación formal). Sin embargo, si el subfiscal considera que el caso el urgente, entonces se puede dirigir directamente al juez, quien analizará las pruebas y tomará la decisión de expedir o no la orden.

La interposición formal de cargos: en el caso de presentar las pruebas al jurado de acusación, se deberá votar. Este jurado, compuesto por grupos de 16 y 23 ciudadanos, deberá tener 12 votos a favor de la acusación para imponer cargos la persona.

El/la persona que es investigada no puede asistir en este proceso. Los jurados deben basarse solamente en las pruebas expuestas, que son generalmente las presentadas por el gobierno.

El arresto del acusado: es un proceso que se da después de la formalización del delito por el jurado de acusación o por el juez. Cuando la persona es arrestada, esta se lleva ante un juez quien le informará los cargos presentados en su contra. El acusado también tendrá la posibilidad de declararse inocente o culpable.

El juicio del acusado: en el juicio hay varios participantes como el juez, el relator, el fiscal y el jurado de primera estancia. Aquí el juez instruye al jurado en los parámetros jurídicos que se deben basar para tomar una decisión, también puede dictaminar si las pruebas son admisibles, entre otras acciones; el relator lleva un registro textual de todo lo tratado en la sección que puede servir como prueba más adelante; el fiscal debe probar que el acusado es culpable e interrogar a los testigos; y el jurado de primera instancia debe determinar si el acusado es culpable o no.

Para determinar si el acusado es culpable, los 12 ciudadanos que conforman el jurado de primera instancia deben estar de acuerdo. Si la persona es declarada culpable, entonces el juez tiene el deber de imponerle la sentencia. El acusado podrá apelar a su sentencia haciendo uso de una corte a apelación.

El sistema penal en los Estados Unidos tiene beneficios para aquellos acusados que se declaran culpables. Un caso se puede concluir, incluso antes de efectuarse un juicio, por medio de negociones entre el abogado y el fiscal. A este proceso se le llama Plea Bargaining.

 

Organismos participantes en el proceso penal

 

Departamento de justicia

Es el poder ejecutivo encargado de procesar e investigar delitos. Está compuesto por los fiscales federales, además de los empleados del FBI, DEA, BATFE, U.S. MARSHALS y los investigadores de la oficina de Tabaco y alcohol. Todas estas personas se encuentran bajo el mando del Procurador General.

Este departamento está constituido por:

  • 94 Cortes de Distrito
  • 93 Fiscales Estadounidenses (en cada Distrito varia)

Poder judicial

Esta encargado de procesar casos civiles o penales, a través de jueces federales y tribunales. Además, esta subdividido en 3 niveles: tribunales del distrito, las cortes de apelación y la corte suprema.

  • Tribunales del distrito: es donde los “jueces de los tribunales del distrito” llevan a cabo la dirección de los juicios penales federales. En estos juicios el juez determina la sentencia de la persona declarada, de acuerdo a la validez de las pruebas para la condena y la declaración de culpabilidad de la persona. El juez también tiene la facultad de dar órdenes de arresto e incautación.
  • Cortes de apelación: o “cortes de apelación de circuito” consiste en doce tribunales de circuito o área geográfica. Aquí se escuchan apelaciones de casos penales por parte de abogados (acusatorio y defensorio) que buscan que la corte falle a su favor. La corte por medio de un panel de 3 jueces, escucha argumentos y plantea preguntas, antes de emitir una decisión.
  • Corte suprema de los Estados Unidos: en circunstancias inusuales, la encargada de revisar las decisiones de las Cortes Supremas de los Estados y de las Cortes de Apelaciones. Sin embargo, generalmente no se puede apelar a esta corte, ya que, es muy complicado que acepte una revisión. Consta de 9 jueces.