¿Podría mi pareja ser deportado por violencia doméstica?

La violencia doméstica es un concepto utilizado para referirse a la violencia ejercida en el terreno de la convivencia familiar por parte de uno de los miembros contra otro tratando de controlar y de ejercer poder sobre su pareja en el contexto de una relación sentimental. Es un crimen considerado de gravedad en casi todo el mundo incluyendo los Estados Unidos de América y si es posible ser deportado por violencia doméstica.

La ley protege, ampara y ofrece recursos para los inmigrantes que son víctimas de este crimen, cualquiera que sea su estatus legal: residentes permanentes, personas con visas temporales, visitantes e indocumentados. De igual manera, castiga a las personas condenadas por este tipo de conducta. No es necesario que la pareja esté legalmente casada para considerar que existe este delito, basta con compartir vivienda o tener una relación afectiva.

Para una consulta legal gratis llama al (619)717 2233

¿Qué se considera en Estados Unidos que es violencia doméstica?

La violencia doméstica es un delito que puede ser cometido de diversas formas, ya que incluye conductas tales como, por ejemplo:

  • causar daño físico
  • asalto sexual (obligar a otra persona a mantener relaciones sexuales, incluyéndose también el caso de esposos)
  • manipulación emocional
  • aislar a una persona de su entorno
  • amenazas con causar daño o de carácter económico o migratorio (llamar a la migra) o de quitar a los niños
  • abuso infantil, lo cual incluye conductas como daño físico, castigos excesivos, no dar alimentos, alojamiento o supervisión, asalto sexual y abuso emocional, como, por ejemplo, amenazas o manipulaciones de cariño.

 

¿Es posible perder la residencia por violencia doméstica?

Por ley, si el agresor es indocumentado es causa de deportación el tener una condena por delito agravado. Esto significa que se puede ser deportado por violencia doméstica casi de manera automática, que quedan excluidas prácticamente todas las formas de alivio y que una vez que se sale de Estados Unidos hay una prohibición para regresar. Si es residente permanente podría perder su estatus y si es ciudadano americano aunque no sea deportado enfrentaría un juicio por agresión. Desde 1996, todas las personas condenadas por violencia doméstica de cualquier índole pueden ser deportadas.

¿Seré deportada si soy la víctima de violencia doméstica?

Dependiendo de las circunstancias de la víctima, existen diferentes opciones:

  • Petición de resguardo para sí misma y para los hijos amparada en la VAWA (Violence Against Women Act)
  • Cuando ya hay una orden de deportación puede pedirse lo que se conoce como Cancellation of removal también en aplicación de VAWA
  • Y, para casos no comprendidos en los anteriores podría aplicar la visa U, que protege a víctimas de violencia, incluidos los casos de violencia doméstica.

Para obtener más información de cómo obtener una VISA U, haz click aqui.

En este punto de protecciones migratorias hay que destacar tres características. En primer lugar, estas aplicaciones son confidenciales, esto quiere decir que el abusador no lo va a saber.

En segundo lugar, es muy importante contar con asistencia de un abogado migratorio con experiencia en estos casos.

Estamos hablando de temas muy delicados y es importante asegurarse de que todos los pasos están bien dados.

Y finalmente en tercer lugar, para los casos en los que no aplican las tres protecciones mencionadas es recomendable informarse sobre si pudieran aplicar las protecciones de la visa T, para víctimas de tráfico humano o las del Programa de Inmigrantes Juveniles Especiales.

Si la víctima es acusada de un delito por el abusador debe de tener claro que en los Estados Unidos nadie está obligado a declarar en su contra y que en el caso de acusaciones penales se tiene derecho a defensa de letrado. Si la víctima tiene o pudiera tener problemas migratorios, lo aconsejable es asesorarse siempre por un abogado penal y también por uno migratorio. Hay que evitar tomar decisiones rápidas para salir de un problema penal porque puede acabarse teniendo un gran problema migratorio. Mientras que, si es posible ser deportado por violencia doméstica, lo mejor es recibir la ayuda legal de alguien con experiencia en estos casos.

¿Qué pasará con mi pareja si reporto el abuso a la policía?

La ley VAWA prohíbe que las autoridades de inmigración usen información de un agresor que a su vez es inmigrante indocumentado para arrestar o deportar a la víctima, a menos que la víctima haya sido condenada por crímenes graves. Mientras que la víctima no puede ser incriminada, el agresor si podría ser deportado por violencia doméstica. Sin embargo, el no obedecer una orden de protección de violencia doméstica (stay away) es una base para la deportación incluso si la violación no implicó violencia.

¿A dónde acudir de necesitar ayuda?

Todas las personas que viven en EEUU, cualquiera que sea su estatus legal, pueden marcar a los siguientes números de teléfonos gratuitos a cualquier hora del día o de la noche y cualquier día de la semana, incluyendo sábados y domingos a:

  • Línea abierta nacional contra la violencia doméstica: 1-800-799-7233
  • Línea abierta de la red nacional contra el asalto sexual, violación, abuso e incesto (RAINN, por sus siglas en inglés): 1-800-656-4673
  • Centro nacional de niños desaparecidos y explotados: 1-800-843-5678
  • Centro nacional para víctimas de crímenes: 1-800-394-2255
  • Los mexicanos pueden marcar gratuitamente al teléfono del CIAM donde recibirán información y ayuda.

Más allá de las dudas y el temor que puede generar el hacer una denuncia cuando no se está seguro de las consecuencias que estas podrían tener para nuestro estatus migratorio lo más importante es garantizar la seguridad propia y la de nuestros hijos. Si se encuentra en una situación de riesgo o directamente bajo maltrato físico ó psicológico no dude en buscar asesoría legal o judicial, la salida a ese infierno personal podría estar a tan solo una llamada de distancia.

Llame al (619)717 2233 para una consulta legal gratis.