Al ser residente en Estados Unidos o poseer una Green Card, surge la interrogante ¿puedo ser deportado si soy residente permanente? La respuesta es SI. Para aclarar dudas, se pone a tu disposición una guía explicativa de las causas de deportación.

Los extranjeros que poseen el derecho de permanecer en Estado Unidos, son los que tienen visa de no inmigrante o titulares de tarjetas de residencia permanente, sin embargo, esa condición va a depender de la conducta que mantengan, es decir, el respeto por las leyes vigentes en el país.

En Estados Unidos existe la Ley de Inmigración Estadounidense (INA, por sus siglas en inglés) la que establece las causas de deportación para una persona que no sea ciudadana. Hasta después de ser ciudadano estadounidense un inmigrante está expuesto a la deportación, ya que los ciudadanos estadounidenses no pueden ser exiliados, solo cuando hayan usado una forma ilegítima para conseguir su residencia permanente o ciudadanía.

Se enumeran algunas de las causas para la deportación:

  • Ser rechazado al ingresar al País, por infringir las condiciones de su visa, Green card u otra situación.
  • Tener el estatus de residente permanente, pero dicho estatus haya finalizado
  • Colaborar con el ingreso al país de ilegales, antes, durante o dentro de los cinco años de la entrada al País o alguna actividad relacionada con el tráfico de personas.
  • Casarse fraudulentamente para obtener una residencia permanente o Green Card.
  • Ser sentenciado por uno o más crímenes relacionado a corrupción moral.
  • Tener una condena por un crimen grave.
  • Estar implicado en actos de delincuencia sexual.
  • Tener sentencia por delito sobre drogas o actividades relacionadas a éstas.
  • Ser adicto a drogas después de ser aceptado en el País. Basta admitir el hecho o informe médico para la deportación.
  • Tener condena por actividades ilegales relativas a armas de fuego.
  • Poseer sentencia por conspiración, espionaje, sabotaje, traición u otros similares.
  • Estar implicado en actividades terroristas de forma consiente.
  • Tener sentencia por violencia doméstica, acoso, abuso infantil, negligencia con niños, después de haber sido aceptado en el País y/o Irrespetar una orden de restricción.
  • Que el habitar en el país produzca resultados negativos en la política exterior.
  • Participar en el presente o pasado en actos genocidas, persecuciones nazis, así como transgredir la libertad de culto o la incorporación de niños soldados.
  • Ser una carga publica en un periodo menor a cinco años luego del ingreso al País, por razonas no admitidas al momento de ingresar al País.
  • Cambiar de dirección sin informar a las autoridades, en el periodo establecido, sin causa justificada.
  • Sentencia por uso de información y documentación falsa ante autoridades migratorias, así como por fraude, alteración y elaboración de documentos falsos.
  • Presentarse como ciudadano norteamericano cuando no sea cierto.

A pesar de presentar cualquier motivo para la deportación, en muchas oportunidades no pueden sacarte del País. Generalmente tienes derecho a defenderte en una corte migratoria, asimismo, la ley suministra una renuncia (un perdón legal) a la que puedes acceder.

Por todo lo anterior es importante contar con el apoyo de abogados expertos para defender tu caso adecuadamente, ya que puede suceder así tengas una Green Cars.