Publicado por & archivado en Immigration Law, Leyes de Inmigracion.

Bloqueando la Entrada A Los Que Viajan de Ciertos Paises

 

Durante la campaña presidencia del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, una de las tantas promesas que dijo que cumpliría en materia inmigratoria, sería “un bloqueo total y completo” de las fronteras estadounidenses, con el cual evitaría el ingreso de musulmanes al país. Esta decisión desde un principio se ha visto envuelta en diferentes opiniones, debido a la creciente crisis de refugiados musulmanes que existe a escala mundial.

El presidente ha estado luchando para que las reformas migratorias puedan ser aprobadas y cumplidas a cabalidad, sin embargo, ha sido en vano. Bloquear viajes a EEUU desde los países musulmanes ha sido uno de los temas más delicados de la campaña y ahora gestión de gobierno de Trump, con los cuales pretende afianzarse en la opinión popular.

A principios de este año, sucedió el primer intento para lograr que el bloqueo fuera inminente; cuando el presidente Trump logró que se prohibiera la entrada a los Estados Unidos a personas y refugiados de siete países musulmanes, esta decisión, la tomó vía decreto presidencial.

Llama al (619)717-2233 para una consulta legal gratis.

Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia, Yemen e Irak entraron en esta lista, debido a la creciente oleada de inmigrantes que se encuentran en situación de refugiados por la guerra civil la cual ha hecho que más de casi cinco millones de personas huyeran a otros países en busca de refugio.

Este problema social ha encendido las alarmas en las fronteras de los Estados Unidos, y Trump ha encontrado la forma de frenar la ayuda humanitaria hacia esas personas. Ha tocado una fibra muy delicada de los estadounidenses, la seguridad. Durante toda su campaña electoral, así como también en lo poco que lleva al mando, ha dejado claro que los inmigrantes musulmanes han “traído el terrorismo a América” y él se encuentra en una batalla para lograr que esto no suceda más.

Aunque Trump en un principio logró que se aprobara un veto para bloquear viajes a EEUU a las personas provenientes de los siete ya antes mencionados países musulmanes, este solamente tendría vigencia por 3 meses y para Siria sería de 4 meses. Sin embargo, dicho veto fue bloqueado casi enseguida por un juez federal de Hawái, quien argumentó que la razón por la cual bloqueó temporalmente el veto realizado por decreto presidencial fue porque la restricción es discriminatoria en base a la nacionalidad y evitaría que los residentes de Hawái reciban visitas de familiares de seis naciones predominantemente musulmanas que se incluyen en el decreto, según con una nota publicada por El Nuevo Herald. Este fue el primer intento fallido de bloquear viajes de EEUU de la gestión de Trump.

Pero, la lucha para bloquear viajes de EEUU desde países que “suponen” una amenaza para el territorio americano y sus ciudadanos no termina ahí.

Segundo intento

A pesar de la negativa de algunos jueces federales ante el decreto presidencial de Trump para poder negar la entrada a personas y refugiados de países musulmanes; el presidente decidió nuevamente interponer un veto, prohibiendo la entrada de los siete países musulmanes y además agregó a la lista a Chad, Venezuela y Corea del Norte.

La más reciente medida de prohibición tomada por Trump no fueron nuevamente aceptadas del todo, y se ha encontrado con algunos obstáculos en el camino. De nuevo, el estado de Hawái presentó una demanda ante una corte federal de Honolulu, en la cual explica que el presidente no tiene el poder para imponer esas restricciones, y pide que el veto sea nuevamente restringido. Sin embargo, esta demanda solamente menciona a los siete países musulmanes.

En cuando a bloquear viajes a EEUU a los ciudadanos de Corea del Norte y a algunos funcionarios de Venezuela, Hawái no cuestiona estas medidas.

Esta demanda fue interpuesta para que pueda tener el mismo resultado que el primer veto de prohibición de entrada de personas musulmanas al país, en el cual el juez Derrick Watson dictaminó que quedaba nula la decisión del presidente Trump, debido a que consideraba que el decreto violaba la ley de inmigración nacional.

Exceptuando a Corea del Norte y a Venezuela, el juez Watson asegura que esta política tiene los mismos problemas que la que se intentó aprobar a principio de año, en donde se ponía en evidencia que los intereses de Estados Unidos se encontraban en juego, debido al bloqueo de ingreso de más de 150 millones de ciudadanos de los siete países vetados.

Golpe duro para la administración de Trump

Este segundo veto ha sido claro y contundente, al menos de que se presente pruebas claras de que es necesario cerrar las fronteras a los ciudadanos de estos países, entonces se seguirá permitiendo la entrada a las personas y refugiados musulmanes.

Por lo tanto, esto ha sido un golpe duro para la administración de Trump, quien desde su campaña electoral prometió, que lograría bloquear viajes a EEUU a musulmanes para así evitar la entrada de lo que ellos han llamado posibles “terroristas”.

Esta medida ha sido cuestionada por la opinión internacional, que, si bien es cierto, sí existe una crisis en estos países, y muchas veces la entrada de refugiados o personas se encuentra viciada, estas personas tienen el derecho de sentirse seguros y protegidos, aún más si están huyendo de una guerra.

Aunque el veto no está vigente para Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia, Yemen e Irak; las restricciones para Corea del Norte y Venezuela siguen en vigencia, esto se debe a que la Casa Blanca, luego de una exhaustiva investigación e información por parte de otros gobiernos extranjeros, consideró que estos países son un peligro para la seguridad nacional y pública.

En el caso de Venezuela, se debe a que el gobierno del presidente Nicolás Maduro no ha cooperado a verificar si sus ciudadanos pueden ser una amenaza para los Estados Unidos, sin embargo, esta decisión se limita únicamente a funcionarios venezolanos que trabajan para agencias gubernamentales y sus familiares.

En lo que la Cancillería de Venezuela llamó de “falsos supuestos de que el pueblo venezolano representa una amenaza terrorista y al orden público estadounidense, considerando que la decisión ha sido irracional, y además consideran que dicha decisión forma parte de la campaña de agresiones sistemáticas contra el país, y busca justificar la utilización de temas tan serios como la lucha contra el terrorismo como un medio para alcanzar objetivos políticos” denunció el presidente Nicolás Madura en una de sus cadenas nacionales.

En el caso de Corea del Norte, se debe a la actual tensión entre ambos gobiernos, y las pruebas balísticas que el régimen de Kim Jong Un a realizado a lo largo del año; las mismas, representan una seria amenaza para el territorio de Estados Unidos.

En este sentido, luego de que el veto fuera nuevamente desechado por la corte federal de Hawái, el presidente Donald Trump emitió un comunicado en donde destacó que hará todo lo posible para proteger la seguridad del pueblo estadounidense, y que se están tomando medidas para poder lograrlo.

Vía Twitter, Trump dijo que: “La seguridad de Estados Unidos es la prioridad número uno. No vamos a admitir en nuestro país a personas que no podemos investigar de manera segura”.

Este nuevo veto en el cual está incluido Corea del Norte y Venezuela, entró en vigor el 18 de octubre, y no se les aplicará a aquellas personas que ya poseían visa aprobada por el gobierno americano, sin embargo, no se sabe si se les renovará la visa a las personas que se les vaya a vencer. Hay que tener en cuenta que el gobierno del presiden Trump quiere logar bloquear viajes a EEUU a todas esas personas que formen parte de la lista de los países que tienen en la mira.

Llama al (619)717-2233 para una consulta legal gratis.

¿La tercera será la vencida?

El presidente Trump quiere a toda costa lograr que se prohíba la entrada y, bloquear viajes a EEUU a musulmanes, no lo logró con el primer veto debido a la corte debido a la intervención del juez federal Derrick Watson, ya que encontró que el veto era injusto y no tenía validez; tampoco pudo hacerlo con el segundo intento, ya que pasó exactamente lo mismo, sin embargo, Corea del Norte y Venezuela sí lograron entrar en la lista. Entonces, los especialistas se preguntan si la tercera es la vencida.

¿Qué necesita el presidente Trump para probar que el veto es justo y necesario?

Lo primero que debe hacer es dar suficientes razones de peso que demuestren que la entrada de estas personas al país supone un riesgo a la seguridad del territorio y de la población, y no simplemente indicar que el veto es necesario para evitar la entrada a musulmanes. Esto demuestra una clara iniciativa de violación a los derechos humanos, ya que viola el principio constitucional de libertad religiosa.

Si bien es cierto que no todas las naciones que están incluidas en el veto han sido musulmanas, en su mayoría y la atención se dirige hacia este punto. La corte federal considera que se debe hacer una investigación a fondo y debe existir una cooperación y sobre todo respetar los derechos humanos de las personas de estos países.

Los comentarios están cerrados.